Historia

En la Edad Media esta mansión, con un pasado de más de 1 000 años, acogía a los peregrinos en su camino a Santiago de Compostela y a la tumba de San Gaugerico de Cambrai (Saint Géry). Roger, el propietario, estará encantado de contarle la sorprendente historia de este lugar tranquilo y discreto.

 

La fachada y la decoración interior datan de 1890. Esta casa, completamente renovada y decorada con esmero y refinamiento por Babeth, le encantará por su tranquilidad y encanto.